PULIDO

Los suelos o pavimentos industriales son aquellas superficies pensadas y fabricadas específicamente para que se lleve a cabo la actividad que ocupa la fábrica, oficina, almacén o cualquier otro lugar donde se instale. Las condiciones que se dan en los lugares de trabajo mencionados anteriormente hacen necesario que los suelos tengan características especiales, como por ejemplo, ser pavimentos continuos que eviten la acumulación de suciedad en las juntas. Por ello, es primordial
encontrar un pavimento que se adecue a las actividades concretas que se vayan a desarrollar sobre él. La importancia de esto reside principalmente en que si se instala pavimento de un material inadecuado su deterioro y desgaste será mucho mayor.

PULIDO DE MÁRMOL

Nuestras técnicas de pulido de mármol facilitan que estos suelos recuperen su esplendor original con una minuciosa atención a los acabados.
En GRUPO HIMASER nos definimos como especialistas en pulir suelos de mármol, un trabajo necesario para el mantenimiento de este tipo de superficie, que con el paso del tiempo se deteriora perdiendo su brillo original y el sellado de las juntas. Nuestro equipo está cualificado para llevar a cabo estas tareas y, como no podía ser de otra forma, dispone para ello de maquinaria puntera, con las herramientas y productos idóneos para devolver el mejor aspecto al suelo sin correr
riesgos.

ABRILLANTADO Y ACRISTALADO

CORRECTO PULIDO Y ABRILLANTADO

El pulido y abrillantado de mármol, es muy parecido al de otras superficies semejantes, como terrazo o granito, y la metodología a aplicar basada en nuestra experiencia se compone de tres pasos esenciales.
Devastado del mármol. El devastado es la primera intervención de las tres etapas a base de de pasadas con diferentes discos par preparar al superficie.
Pulido del mármol. El pulido se realiza con abrasivos, esta etapa es primordial para conducirnos hacia un buen acabado de la superficie.
Abrillantado del mármol. Cuando el pulido de suelo de mármol ha finalizado, pasamos por fin al abrillantado, mediante el uso de piedras especiales para este uso.
Pulido de terrazo.

PULIDO Y ABRILLANTADO DE TERRAZO

El pulido de terrazo consiste en rebajar y afinar el terrazo con el fin de igualar sus juntas y eliminar los resaltes originados por su mala colocación, además de eliminar otros desperfectos que pueda haber en la superficie como manchas, agujeros y arañazos entre otros.

El pulido de terrazo es un proceso que se lleva a cabo en varias fases mediante la utilización de material abrasivo de diferentes granos, partiendo en las primeras etapas con granos más gruesos hasta llegar al grano fino más adecuado en función del estado del terrazo. Con este procedimiento, el terrazo obtiene una textura idónea para su posterior proceso, el de abrillantado o cristalizado.

ABRILLANTADO CRISTALIZADO VITRIFICADO

También llamado cristalizado, por sí solo no es un tratamiento, es el acabado final de los tratamientos de Pulido, Abrillantado o Diamantado.

Consiste en aplicar una capa de emulsión selladora con la rotativa con el disco de lana de acero con el objeto de sellar los poros abiertos en el pavimento después de la abrasión. Este acabado final al igualar aún más en micras el pavimento tratado, es el que producirá más efecto de brillo y más tiempo conservará el pavimento.

TRATAMIENTOS ESPECIALES

Los suelos o pavimentos industriales son aquellas superficies pensadas y fabricadas específicamente para que se lleve a cabo la actividad que ocupa la fábrica, oficina, almacén o cualquier otro lugar donde se instale. Las condiciones que se dan en los lugares de trabajo mencionados anteriormente hacen necesario que los suelos tengan características especiales, como por ejemplo, ser pavimentos continuos que eviten la acumulación de suciedad en las juntas. Por ello, es primordial encontrar un pavimento que se adecue a las actividades concretas que se vayan a desarrollar sobre él. La importancia de esto reside principalmente en que si se instala pavimento de un material inadecuado su deterioro y desgaste será mucho mayor.

TRATAMIENTOS INDUSTRIALES

Los suelos o pavimentos industriales son aquellas superficies pensadas y fabricadas específicamente para que se lleve a cabo la actividad que ocupa la fábrica, oficina, almacén o cualquier otro lugar donde se instale. Las condiciones que se dan en los lugares de trabajo mencionados anteriormente hacen necesario que los suelos tengan características especiales, como por ejemplo, ser pavimentos continuos que eviten la acumulación de suciedad en las juntas. Por ello, es primordial
encontrar un pavimento que se adecue a las actividades concretas que se vayan a desarrollar sobre él. La importancia de esto reside principalmente en que si se instala pavimento de un material inadecuado su deterioro y desgaste será mucho mayor.